Destacadas

Se suspenden las celebraciones del Día del Club

Institucional

La Junta Directiva del Club Náutico de Altea se ha visto obligada a suspender los actos sociales y deportivos programados para el 19 de agosto como medida preventiva ante el abusivo nuevo canon impuesto por el Consell.

Los últimos acontecimientos en relación a la Autorización administrativa en precario de sus instalaciones portuarias han puesto en jaque al Club Náutico de Altea.

 

La decisión del Consell de multiplicar por siete el canon anual que el CN Altea debe abonar a la Administración de Puertos de la Generalitat Valenciana por gestionar las instalaciones náuticas significa una sentencia negativa para esta entidad sin ánimo de lucro.

 

Las consecuencias de esta decisión comienzan ya a verse, la Junta directiva del Club Náutico de Altea se ha visto obligada a llevar a cabo un paquete de medidas para afrontar este desmesurado e inaceptable pago. Al aumento de las tarifas de servicios, las cuotas de amarre a socios y la disminución de la actividad deportiva, ahora se suma la inevitable suspensión del “Día del Club”, una celebración que lleva años organizándose con la intención de que socios, usuarios y visitantes del Club compartan un día de actividades náuticas y actos sociales. De este modo ha quedado suspendida tanto la tradicional cena-sardinada y baile al aire libre, como el concurso de pesca infantil y las carreras de kayaks que estaban programadas para el sábado 19 de agosto.

 

En sustitución, ese mismo día se convoca una Asamblea General de Socios con carácter Extraordinario que se celebrará a las 9 horas en primera convocatoria del mismo sábado 19 de agosto. En dicha asamblea de socios se estudiará la modificación del Presupuesto General de Gastos e Ingresos del 2017, con aumento de partidas de ingreso y reducción drástica de costes, para dar acomodo a la elevación desorbitada e inesperada de la cuantía del canon que el Club debe abonar a Puertos de la Generalitat.

 

También se tratará, a propuesta de la Junta Directiva, el desagradable planteamiento de viabilidad económica y deportiva para el periodo 2018-2020 que el Club se ve obligado a presentar a los Socios. El cual pasa necesariamente por el cambio de gestión económica, deportiva y social en los próximos tres años, debido a la insensatez de los responsables de puertos de la Generalitat Valenciana.

 

El Club Náutico de Altea tiene más que reconocida su labor social y su excelencia en gestión deportiva y portuaria, y pese a ello, el Consell parece decidido a acabar con los 40 años de trayectoria que el CN Altea ha dedicado al fomento de la náutica.