Destacadas

El Club Náutico de Altea celebra una jornada de formación sobre el manejo de desfibriladores

Calidad y Medio Ambiente

El personal del Club Náutico de Altea ha aprendido a utilizar este dispositivo y podrá atender paradas cardio-respiratorias fuera del ámbito sanitario.

El Club Náutico de Altea cuenta  en sus instalaciones con un desfibrilador, situado en la zona de vendig, con el que se pueden salvar vidas en casos de emergencia médica. 

 

Los desfibriladores son dispositivos que administran una descarga eléctrica al corazón a través de la pared torácica, restableciendo el ritmo cardiaco normal, en el supuesto de que una persona haya sufrido un ataque cardiaco.

 

El BOE nº 80 de 2 de abril de 2009 indicaba que cada año se producían en España más de 24.500 paradas cardiacas, incidiendo en que, por este motivo, se producían en torno a cuatro veces más muertes que por los accidentes de tráfico. Sin embargo, se considera que el 40% de las muertes producidas por procesos cardiovasculares podrían sobrevivir con una correcta RPC (Reanimación Cardio Pulmonar) básica y una desfibrilación antes de los 4 minutos. Para ello es fundamental contar con un desfibrilador, así como con las nociones básicas necesarias para su correcta utilización.

 

Con el objetivo de que todo el personal pueda responder ante cualquier urgencia, el club ha impartido en sus instalaciones una jornada de formación para instruir sobre el manejo de este dispositivo. Durante el curso se ha podido identificar cuándo  y cómo se tiene que aplicar el desfibrilador y se han dado instrucciones de primeros auxilios. El Club Náutico de Altea es un espacio cardioprotegido que mejora los servicios que presta a sus clientes.