Destacadas

El remo de Altea consigue la mejor posición de la Comunidad Valenciana en el descenso del río Oria

Remo

El pasado fin de semana los veteranos del Club Náutico de Altea viajaron hasta  Guipúzcoa para disputar la XXIII edición del descenso del río Oria .

Con una espectacular acogida, que cada año va sumando a más apasionados por este deporte, el XXIII Descenso del Oria volvió a convertir la ría aguilucha en una fiesta del remo. Por cuarta edición seguida, el encuentro superó el millar de deportistas (1.072), repartidos en 74 traineras y cuatro llaguts llegadas del País Vasco, Cantabria, Barcelona, Tarragona, Valencia y Alicante. 

 

El descenso del río Oria es una competición que ningún club quiere perderse, y el Club Náutico de Altea estuvo presente con su equipo de veteranos masculino. La regata dio comienzo el pasado sábado día 11 de febrero a las 16:00 horas. La contrarreloj la abrieron  las embarcaciones mediterráneas recorriendo los 4.000 metros entre Saikola y Orio.

 

Los remeros del CN Altea se dejaron la piel en el agua, y lo corrobora la quinta posición que consiguieron obtener, la mejor marca de los Clubes de la Comunidad Valenciana, incluso superando a equipos de la talla de Sestao, Getxo y otros de Francia, Canarias y Cataluña.

 

Vicente Jorro, responsable de la sección de remo del Club Náutico de Altea, vuelve muy satisfecho con la actuación del equipo. "Poder estar en el agua con la élite del remo es un premio para todos los remeros, además de una oportunidad excelente para seguir ganando experiencia". Y es que la regata no dejó indiferente a nadie por la gran calidad de los equipos y las enormes ganas de darlo todo que pusieron los remeros en cada palada. "Me gustaría dar las gracias al Club de Remo de Hondarribia por facilitarnos el material y darnos tan buena acogida".

 

Los veteranos del CN Altea se enfrentaron en esta competición a una embarcación diferente, mucho más técnica, en la que en vez de ir 8 remeros lo hacen 13 y un patrón. Esto permitió que participasen más deportistas del equipo del CN Altea y dar la oportunidad a los suplentes de medirse en competición. Una buena ocasión para reforzar el sentimiento de grupo de los remeros y hacer equipo.